Posted by comunicacion on April 03, 2018

Santo Domingo .R.D.-Desde la pasada semana, se ha notificado la ocurrencia de varios incendios en el área del pasivo ambiental de la parte oeste del vertedero de Duquesa, que ha causado expansión de humo en parte del Gran Santo Domingo.

La extensión del humo ha sido mayor en la madrugada y la mañana de este martes 3 de abril del año que discurre, afectando a los residentes en el Distrito Nacional, los municipios Santo Domingo Oeste, Norte y parte de Los Alcarrizos.

En este momento, la situación está contralada en más del 90%. Independientemente del origen, ante un incendio en un vertedero se presenta emanación de gases de combustión que generan riesgos para la salud de las poblaciones circundantes, explosiones que dependerán de la naturaleza de los depósitos del área afectada y un alto riesgo para los recicladores o buzos, así como del personal que labora en las tareas de tiro y transporte de los residuos.

El humo de los incendios está compuesto por una mezcla de gases y partículas microscópicas que se desprenden del material en llamas y puede afectar los ojos, irritar el sistema respiratorio y agravar las afecciones de personas que padecen de enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas. En consecuencia, el Ministerio de Salud Pública en el ejercicio de su responsabilidad de promover y desarrollar acciones prioritarias dirigidas hacia la promoción y protección de la salud y la prevención de las enfermedades, emite las siguientes instrucciones:

A la población general: •

Si se encuentra en la zona del incendio, cúbrase la boca y nariz con una mascarilla o con algún pañuelo o tela humedecida para evitar respirar el humo. • Cerrar puertas y ventanas para impedir que el humo ingrese a su casa.

Si es necesario, utilice paños húmedos para sellar ventanas o puertas. • Evitar fumar dentro de la casa, tampoco prenda velones, velas o incienso. • Si en su casa o en los alrededores de la misma han caído cenizas del incendio, usar siempre un paño húmedo sobre su nariz o una mascarilla, antes de barrer o limpiar, mojando previamente el suelo y las superficies que tienen cenizas.

• Tomar mucha agua para evitar la sequedad de garganta. • Evitar frotarse o rascarse los ojos. • No hacer ejercicios, ni actividad física en las áreas afectadas por la presencia de humo. • Evitar que embarazadas, niños y niñas, adultos mayores y pacientes asmáticos o con enfermedades pulmonares se expongan al humo de manera directa. Si es necesario, trasládelos a una zona menos contaminada por el humo. • Llevar al centro de salud más cercano a las personas que presenten:

pérdida de la conciencia, mareos, náuseas, vómitos, debilidad, dolor de pecho, dolores de cabeza, latidos cardiacos acelerados, tos persistente, dificultad para respirar, silbidos al respirar, ataques de asma, irritación en los ojos, conjuntivitis o sensación de tener arena en los ojos. • Mantenerse atentos a las recomendaciones que ofrecen las autoridades de salud. A las prestadoras de servicios de salud públicos, privados y de organizaciones no gubernamentales o sin fines de lucro, ubicadas en las zonas afectadas: Fortalecer y reforzar la oferta de servicios de atenció

n ante consultas ambulatorias y emergencias a consecuencia del incendio y la inhalación de humo; incluyendo los medicamentos, equipos e insumos para la atención de los afectados.

Al Servicio Nacional de Salud y el Servicio Regional Metropolitano: Asegurar la coordinación apropiada con las prestadoras de servicios públicos de salud para el reforzamiento de la prestación de servicios a los afectados. Reforzar la coordinación de mecanismos de referencia oportuna de las personas afectadas hacia los centros de salud de alta complejidad, en caso de ser necesaria su derivación.

A las Direcciones de Áreas de Salud del Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo: Intensificación de esfuerzos de coordinación intersectorial, comunicación de riesgo y movilización social, para garantizar la población esté informada de las medidas recomendadas para proteger su salud. Seguimiento al manejo de los casos atendidos en los centros de salud privados y ONGs, con base a las recomendaciones emanadas por el Ministerio de Salud.

Direccionn General de Comunicacion Estrategica 03-04-2018